El puerto de Castellón se encuentra aún en una fase embrionaria respecto a la transformación digital. Así lo ha definido Mª José Rubio, jefa del Departamento Crecimiento Azul de la Autoridad Portuaria, durante la jornada ‘Smart Ports’ de Executive Forum.

Los avances realizados en esta materia les permitirán colocarse en una posición más competitiva respecto a otros puertos de su entorno, como Barcelona y Tarragona, o Valencia y Cartagena. Actualmente, se ha iniciado un proceso de transformación, que ha comenzado con la digitalización de ciertos procesos, con el fin de acabar convirtiéndose en un ‘smart port‘.

Entre las nuevas tecnologías que ya se han implementado, destacan el Port Community System, la Administración electrónica o la firma digital, aunque hasta ahora se ha trabajado de manera aislada en los diferentes proyectos y no con una planificación integrada.

Fue a finales de 2021 cuando se decidió licitar la redacción de un Plan de Transformación Digital para conseguir que el puerto de Castellón sea considerado un puerto inteligente. Hace un mes y medio, se ha firmado el contrato con una UTE formada por Seidor y Teirlog.

Cuando se habla de transformación digital, lo habitual es enfocarse en el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, el blockchain y la realidad virtual, entre otros. Sin embargo, el puerto de Castellón no quiere basar su proceso exclusivamente en ellas.

Siete dimensiones

Así, el plan tendrá una dimensión tecnológica, para lo que se está realizando una auditoría para detectar los sistemas y tecnologías que deben sustituirse, mejorarse o implementarse, pero también otra estratégica, para analizar la manera en que el puerto aporta valor, tanto en lo económico, como en lo social y medioambiental.

La principal línea estratégica del Plan 2020-24 en este sentido será la del Crecimiento Azul, enfocada en aprovechar los recursos que ofrece el mar para hacer de la instalación un puerto sostenible a través de la transformación digital. Se busca así el desarrollo de una estrategia transversal para toda la organización, que no solamente afecte al departamento TIC.

En lo que respecta a la dimensión de los procesos, se digitalizarán las tareas que a día de hoy se realizan de manera digital o utilizando papel, y se automatizarán las que no aportan valor añadido. Asimismo, en el ámbito de los clientes del puerto, el objetivo es analizar su experiencia y aumentar su satisfacción.

Otra área a tener en cuenta son los productos y servicios, pues se estudiará el mercado para valorar la introducción de ideas totalmente nuevas o que supongan una evolución en el mercado. Asimismo, en el tratamiento y gestión de datos, se pretende estudiar su nivel de seguridad y promover su integración en un mismo lugar, así como su privacidad, favoreciendo su visualización por parte de los colaboradores del puerto.

La última dimensión, y que desde la Autoridad Portuaria consideran la más importante, es el talento, pues el 80% del éxito del plan de transformación digital depende de las personas. Por ello, se realizará una auditoría de competencias digitales de todos los empleados y se establecerá un plan de comunicación interno y externo para hacer partícipes a los empleados y a la comunidad portuaria.

Prueba Visme, una herramienta de diseño gráfico.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110