Las nuevas dependencias del edificio de Aduanas ubicadas en el muelle de Costa el puerto de Castellón ya están a pleno rendimiento desde el pasado 23 de junio.

Estas instalaciones se han sometido a diversas actuaciones de rehabilitación, después de que en abril del 2012 dejarán de prestar servicio por su mal estado.

Así pues, los trabajos en el edificio de Aduanas han comprendido el refuerzo estructural del inmueble, la sustitución de la cubierta y la impermeabilización de terrazas e implantación de oficinas en la planta baja, con un presupuesto de unos 400.000 euros.

Tras estas obras, un total de doce funcionarios se han trasladado del actual edificio de Hacienda al de Aduanas para dar servicio de los diferentes trámites administrativos relacionados con la inspección de las mercancías.

Este colectivo se encargará de la gestión y control de las declaraciones de importación y exportación de mercancías fuera de la Unión Europea, algo que servirá para mejorar el servicio que se presta en el recinto portuario y para aumentar la competitividad del enclave, especialmente en lo relacionado con los tráficos internacionales, cada vez más importantes para la rada.