trafico-del-puerto-de-ferrol

La estiba y desestiba se dispara un 15% y compensa el retroceso experimentado por los líquidos.

En el mes de marzo, las empresas que operan en las instalaciones de Ferrol-San Cibrao han movido algo más de 1,3 millones de toneladas, lo que supone un 9,9 % más que en el mismo periodo del año anterior. Lo que significa que esta cifra convierte al mes pasado en el tercer mejor marzo de su historia en lo que se refiere al tráfico de mercancías.

En los muelles se ha registrado un movimiento total de 1.300.057 toneladas de mercancía, según datos provisionales. En los de Ferrol la actividad ha aumentado un 18,71%, mientras que en los de San Cibrao ha descendido en un 4,05.

En cuanto al tráfico global, los graneles líquidos han movido 137.455,1 toneladas, lo que supone un 22,69 % menos, y el de mercancía general, con 45.012,9 toneladas, un 14,7 %. Por el contrario, los graneles sólidos, con 1.115.186,21, han progresado un 17,22 %.

El ránking de mercancías ha estado liderado por el carbón, con 647.998 toneladas movidas; seguido de la bauxita, con 322.970; de la alúmina, con 87.689; del gas natural licuado, con 75.429; de la chatarra, con 35.826; de la sosa cáustica, con 23.801; del biodiésel, con 21.900; y del acero, con 15.951.

Este mes de marzo ha permitido recuperar la senda del crecimiento, que puntualmente había perdido Ferrol con un discreto primer bimestre, ya que el movimiento de mercancías había sido inferior al del mismo periodo de 2017, con un promedio diario de 13.750 toneladas.