puerto interior de ferrol

La Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao ha anunciado recientemente la obra de ampliación y mejora de la red ferroviaria al muelle interior. Se prevé que la renovada infraestructura pueda entrar en servicio en enero, o como muy tarde en febrero.

Hasta el momento la vía era usada solo de una manera muy esporádica, ya que cada vez que un convoy entraba o salía de la rada implicaba la paralización de buena parte de las operaciones marítimas.

Con las obras acometidas esta situación se ha solventado. Desde el organismo que preside José Manuel Vilariño se espera que en el transcurso del 2014 la entrada y salida de trenes del muelle interior sea mucho más habitual, lo que supondrá que la necesaria intermodalidad logística marítimo-terrestre para la carga y descarga de graneles y mercancías estará funcionando plenamente.

Anteriormente dos operadores se habían interesado ya por la utilización de la infraestructura, a los que ahora se han sumado otros. 

Además, hay que tener en cuenta, que la vía se encuentra en las proximidades del muelle carbonero al que Endesa acaba de renunciar y que ahora el puerto negocia para otros usos. 

La existencia de esta infraestructura supone un valor añadido a la hora de asentar en esa concesión nuevas compañías que generarán más actividad, empleo y tráficos.

Las tareas fueron adjudicadas a mediados de noviembre del 2012 a la unión temporal de empresas conformada por Coprosa y Ogmios. Su proyecto fue seleccionado entre un total de 26 ofertas y el importe de adjudicación fue de 2,3 millones de euros.

No obstante, esta cantidad se ha incrementado a medida que se desarrollaron los trabajos, ya que se fueron introduciendo diferentes modificaciones para hacer la infraestructura más operativa, lo que también ha influido en que los calendarios de ejecución se hayan ampliado.