Muelles del puerto de Gijón

Contenedores en el puerto de Gijón

El miércoles 22 de octubre, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón ha debatido el nuevo Plan Estratégico para el periodo 2013-2025, en el que se prevé alcanzar los tres millones de toneladas anuales de mercancía general, según ha informado ‘El Comercio’. En 2013, se movieron dos millones de este tipo de mercancía.

Para conseguir este aumento, las dos propuestas recogidas son el incremento de los tráficos de contenedores y el impulso a las autopistas del mar. Por un lado, el estudio señala que el puerto asturiano tiene una «baja competitividad» en costes de escala, además de tener una deficiencia en el transporte por ferrocarril para captar tráficos hacia o desde Madrid. Según se recoge, este problema estaría «ligado al puerto de Pajares».

Ampliar el ‘hinterland’

Como solución, el nuevo Plan Estratégico propone colaborar con Fomento y Adif «para la finalización de la variante de Pajares y lanzar servicios ferroviarios con Madrid para contenedores y Castilla y León para graneles y vehículos terminados», según ha recogido el diario asturiano.

En concreto, se prevé que la variante de Pajares genere una oportunidad para extender el ‘hinterland’ de Gijón a Madrid, a fin de transportar mercancía entre la Península y el norte de Europa.

Así, el mercado potencial de contenedores del puerto sería de 960.000 TEUs, repartidos entre la zona del ‘hinterland’ directo, Asturias, León y Zamora, con 110.000; otros 100.000 al ‘hinterland’ próximo, que sería el resto de Castilla y León, Cantabria, Lugo y Orense; y por último, los 750.000 restantes irían a Madrid.

Autopistas del Mar

Además, otro objetivo que se incluye en el Plan Estratégico es convertir el puerto en la «puerta de la península para las autopistas del mar en el Arco Atlántico». Para ello, se pretende duplicar el tráfico de buques en cinco años a través de la apertura de nuevas rutas.

En este sentido, el plan recoge la existencia de «un mercado potencial relevante», ya que Gijón tiene «un buen posicionamiento geográfico en la fachada atlántica», gracias a una menor distancia y una mayor cobertura con el oeste peninsular y a un «régimen del personal de estiba para las autopistas del mar está fuera del convenio de estiba», entre otras características.

Sin embargo, en el estudio se señalan algunos de los riesgos e impedimentos para desarrollas estas líneas marítimas, como puede ser la irrupción del servicio por la pérdida de tráfico en detrimento de la nueva Autopista del Mar de Vigo o por la finalización de las subvenciones.

Por otra parte, el nuevo Plan Estratégico insiste en el viejo objetivo, planteado desde el nacimiento de la EBHI, de que El Musel sea puerto de transbordo para distribución de mineral de hierro en Europa.