La ampliación del puerto de Gijón, supuso un encarecimiento del 40%, respecto de lo presupuestado en un principio.

El diseño de la nueva instalación se realizará en un plazo de ocho meses.

La Autoridad Portuaria de Gijón ha abierto procedimiento de licitación del contrato para la elaboración del proyecto de instalación fronteriza de control de mercancías, con el que el recinto portuario asturiano pretende dar un fuerte impulso a sus tráficos internacionales, precisamente cuando está a punto de resolverse el proceso del ‘Brexit’.

El contrato incluye también la ordenación general de su parcela exterior, la ordenación de los diferentes flujos de accesos, la organización de los aparcamientos, el vallado y cierre de la instalación, así como las acometidas a los servicios y todo el equipamiento necesario para la operación del centro de inspección, lo que incluye cámaras frigoríficas, cámaras refrigerantes y cámaras de almacenamiento, así como el equipamiento de seguridad, entre otros aspectos.

Así mismo, el contratista deberá entregar toda la documentación técnica necesaria para la puesta en marcha del recinto para el control de mercancías, incluyendo la documentación que fuera necesario remitir a los ministerios u organismos públicos implicados en su apertura, y deberá incluir toda aquella necesaria para su gestión operativa.

El proyecto, que cuenta con un plazo de ejecución de ocho meses, tiene un presupuesto base de licitación de 145.200 euros, así como con un valor estimado de 120.000 euros.