nuevo-sistema-de-tratamiento-de-aguas-de-lastre-en-el-puerto-de-gijon

Gracias al nuevo sistema Invasave 300, los buques pueden cumplir con el Convenio de Aguas de Lastre de la Organización Marítima Internacional, OMI.

En el marco del proyecto europeo ‘Blue Atlantic Port Services‘, cofinanciado por la Comisión Europea, se ha probado en el puerto de Gijón el nuevo sistema Invasave 300 para el tratamiento de aguas de lastre procedentes del tanque de una gabarra.

Se trata de un equipo móvil para la recogida y tratamiento de aguas, que puede ser utilizado tanto por vía marítima a través de una barcaza, como por vía terrestre por medio de una cabeza tractora, con el fin de dar servicio a los buques que no cuenten con las adaptaciones necesarias a bordo.

En la prueba piloto celebrada en el recinto ha participado un equipo formado por la empresa Tradebe, que ha aportado su gabarra, y un grupo perteneciente a los astilleros holandeses Damen, donde se ha desarrollado el sistema Invasave 300.

Este tipo de desarrollos para el tratamiento de las aguas de lastre permite a los buques cumplir con la nueva normativa establecida por el Convenio de Aguas de Lastre de la Organización Marítima Internacional, OMI, al mismo tiempo que contribuyen a la sostenibilidad ambiental del transporte marítimo.