Terminal de Ebhisa en el Musel

La terminal dispone también de dos grúas pórtico para sus descargas.

La terminal de graneles sólidos de El Musel, Ebhisa, ha recibido el jueves 25 de enero de 2018 su nueva tolva ecológica, que supone la mayor inversión medioambiental efectuada por el puerto en 2017, según recoge el diario La Nueva España.

En concreto, se han destinado 3,3 millones de euros a esta tolva, de 450 toneladas y 24,5 metros de altura, que se acoplará a la nueva grúa Gottwald sobre raíles de Konecranes, en la que la terminal, participada por la Autoridad Portuaria de Gijón, ha invertido 4,9 millones de euros, para poder reemplazar la antigua grúa pórtico, que sufrió un accidente en enero de 2016.

La tolva aspirará el polvo generado en las operaciones de descarga efectuadas, reduciendo así las emisiones contaminantes que puedan generarse, a partir de la segunda o tercera semana de febrero, cuando se espera que estén plenamente operativas. Se trata del primer equipamiento de estas características con el que contará la terminal, que también dispone de dos grúas pórtico para sus descargas.

Tras llegar a mediados de enero al muelle de La Osa en un remolque modular autopropulsado de 20 ejes manejado con un mando a distancia, se ha utilizado el buque autoportante HHL Lagos, de Hansa Heavy Lift para su transporte hasta la terminal, en el Muelle Ingeniero Marcelino León.