operacion-de-bunkering-de-buque-a-buque-en-el-puerto-de-gotemburgo

El puerto cada vez recibe a más buques propulsados por gas y su intención es seguir apoyando este avance con la extensión del periodo de descuento.

En el año 2015, la Autoridad Portuaria de Gotemburgo, en Suecia, introdujo un descuento ambiental en las tarifas portuarias para aumentar el número de escalas de los buques propulsados por Gas Natural Licuado, GNL.

Desde entonces, se han realizado numerosas inversiones en este ámbito por parte de muchas navieras suecas, lo que ha tenido un impacto positivo en el medio ambiente, como la reducción de las emisiones de dióxido de azufre, partículas y óxidos de nitrógeno.

Ahora, los responsables del puerto pretenden renovar estos descuentos en las tarifas, que ascenderán a un 10% siempre que el buque cumpla hasta cierto punto con lo exigido por los índices mundiales en el ámbito medioambiental ESI y CSI. Además, los que operen con GNL tendrán un descuento adicional del 20% cada vez que escalen en el puerto.

Esta última rebaja está sujeta a una limitación temporal y de momento se aplicará hasta finales de 2018, aunque la Autoridad Portuaria está valorando extender este periodo. Actualmente, el GNL es el combustible marino más limpio de todos los que están disponibles a gran escala, y su uso empezó a ser habitual en el puerto en la segunda mitad de 2016.

Aumento de los buques a GNL

Antes, las navieras eran bastante escépticas en cuanto a la inversión al no haber suficientes medios para el bunkering en la instalación. Al mismo tiempo, las empresas dedicadas al suministro de Gas Natural Licuado no contaban con una base de clientes suficientemente amplia como para apostar por Gotemburgo para su expansión.

El descuento ha sido un importante catalizador que ha permitido romper este bloqueo y ha contribuido a que muchas navieras optaran por el GNL para operar en estas rutas. El puerto cada vez recibe a más buques propulsados por gas y su intención es seguir apoyando este avance con la extensión del periodo de descuento ambiental durante dos años más.

En 2019, el descuento será del 20% como hasta ahora, pero a partir de 2020, pasará a ser del 10%. La intención del puerto es centrarse en el descuento ambiental base del 10%, por encima de la tecnología o el combustible utilizados para la propulsión del buque.