El año 2020 ha terminado con un tráfico de 126,3 millones de toneladas para el puerto de Hamburgo, un 7,6% menos que el año anterior, cuando se alcanzaron los 136,6 millones.

La pandemia del Covid ha tenido efectos muy notorios en la instalación germana, especialmente en la primera mitad del ejercicio, por el impacto en la economía y la reducción del consumo, con la consiguiente disminución de servicios marítimos.

Sin embargo, la recuperación experimentada desde el tercer trimestre ha permitido limitar la caída de los tráficos, que había llegado a ser de doble dígito en la primera mitad del año.

Para 2021, la Autoridad Portuaria espera mantener una mayor estabilidad, al haberse retomado las conexiones suspendidas e incorporado otras nuevas, con una previsión de 130 millones de toneladas y 8,7 millones de TEUs movilizados.

Por sectores, en el último año la mercancía general se ha reducido un 7,9%, hasta los 87,8 millones de toneladas, y los graneles un 6,7%, hasta los 38,5 millones. Por su parte, el tráfico de contenedores ha disminuido un 7,9% hasta los 8,5 millones de TEUs.

Conviene apuntar que el tráfico marítimo de contenedores con China ha caído un 8,2% a pesar de seguir siendo, con mucha diferencia, el principal socio comercial del puerto. También destaca el descenso del 12,7% en el tráfico con Rusia, el 8,6% con Suecia, el 10,4% con Corea del Sur, el 11,1% con Brasil y el 7,3% con Polonia.

En cambio, ha aumentado un 1,8% el tráfico de contenedores con Estados Unidos, un 5,3% el de Singapur, un 28,2% el de Reino Unido y un 6% el de Malasia. En el caso de EEUU, se ha llegado a los 591.000 TEUs, mientras que con Reino Unido, se han movido 266.000.

Por otro lado, el puerto de Hamburgo ha movilizado 46,6 millones de toneladas por ferrocarril y 2,6 millones de TEUs, aunque la caída del 4,4% en los contenedores transportados en tren ha sido considerablemente más pequeña que la del tráfico general de contenedores.