La disponibilidad de contenedores vacíos es fundamental para los clientes de los puertos en los segmentos del comercio, la industria y el transporte. Por ello, la Autoridad Portuaria ha realizado una encuesta entre diferentes navieras sobre la situación actual, cuyos resultados no muestran ningún tipo de escasez en los equipos del puerto de Hamburgo ni en otros puertos alemanes.

Además, no se esperan problemas de este tipo a corto plazo y es posible garantizar el suministro de contenedores vacíos, dado que la mayoría de navieras planifican lo que van a necesitar unas tres o cuatro semanas antes. Generalmente, en los puertos como el de Hamburgo y otros del norte de Europa, se surten en mercados con un exceso de oferta, como Estados Unidos, Gran Bretaña o Israel.

Por su parte, los envíos directos de contenedores vacíos desde China son poco habituales y no han sido necesarios últimamente. Con la recuperación de la economía del país asiático, cada vez más notable, aumentará la actividad en lo que respecta al transporte marítimo, manipulación de cargas y transporte interno.

Desde HMM, han advertido de que sí podrían producirse a corto plazo algunos cuellos de botella si hubiera desequilibrios entre los flujos de importación y exportación de contenedores vacíos. En este sentido, es importante apuntar que a veces, puede darse un problema de escasez cuando varía la oferta y la demanda, pero los depósitos del puerto y alrededores juegan un papel muy importante para evitar estas situaciones.