terminal-contenedores-tollerort-del-puerto-de-hamburgo-copia

Las inversiones en infraestructuras, accesos marítimos y conexiones siguen suponiendo más de la mitad de los proyectos de los organismos portuarios.

La Autoridad Portuaria de Hamburgo confía en que los cambios que pretenden implantar a lo largo de este 2020 en sus servicios marítimos  tanto Ocean Alliance como Maersk no afectarán a sus tráficos totales.

Desde el mes de abril de 2020, la conexión NEU 5 de la alianza cambiará su escala en la terminal Eurogate de Hamburgo por otra en el puerto de Amberes. CMA-CGM era el encargado de cubrir esta línea, con un volumen anual de unos 150.000 TEUs.

Por eso, todo el tráfico que genera en la actualidad este servicio hacia y desde Hamburgo será redistribuido en otras conexiones de Ocean Alliance que sí seguirán escalando en el puerto alemán: NEU 2, NEU 3, NEU 4, NEU 6 y NEU 7.

Este tipo de ajustes, tal y como señalan desde la instalación portuaria, son absolutamente normales cuando las alianzas desarrollan nuevos productos y no deberían ser motivo de preocupación.

La decisión se ha tomado para optimizar los desplazamientos marítimos en el contexto de una red global, pero la naviera francesa seguirá estando presente en el puerto con 15 servicios contenedores y líneas feeder. Además, una vez esté disponible el producto ‘Ocean Alliance Day 4‘ a partir de abril, las capacidades de transporte y los tiempos de tránsito mejorarán para todos los clientes.

Por otra parte, la naviera danesa Maersk, que hasta ahora cubría de forma semanal la línea ME1, que conecta la India, Arabia Saudí y los puertos alemanes de Hamburgo, Bremerhaven y Wilhelmshaven, no escalará temporalmente en Hamburgo desde febrero.

El tráfico de esta línea hacia el puerto germano puede ser asumido por el servicio AE7, que opera con 12 mega-portacontenedores con una capacidad entre 16.500 y 19.500 TEUs. En total, Maersk seguirá escalando en Hamburgo con cinco líneas de contenedores.