El puerto de Hong Kong, el cuarto puerto del mundo en tráfico de mercancías, ha experimentado en 2015 un descenso del 9,5% en los contenedores manipulados, hasta los 20,1 millones de TEUs. 

Desde los 19,1 millones de TEUs movidos en 2002, el puerto de Hong Kong ha superado los 20 millones de contenedores en todos sus ejercicios. Sin embargo, en 2015 el puerto chino ha experimentado el peor registro de los últimos trece años. 

Lejos quedan los 24,5 millones de TEUs que se rozaron en 2008, cuando la instalación portuaria estableció su récord, aún vigente, de 24.494.000 TEUs, y los 24.384.000 TEUs de 2011. De hecho, este fue el último ejercicio en el que el puerto experimentó un incremento interanual en este tráfico, aumento que fue del 2,9%.

Desde entonces, los contenedores han caído un 17,5% en la instalación portuaria, tras el descenso del 5,2% en 2012, del 3,3% en 2013 y del 0,6% en 2014, al que se ha de sumar el del 9,5% en 2015.

Cabe destacar que, desde el año 2000, el puerto no había experimentado en un ejercicio una caída tan pronunciada como la de 2015, a excepción de 2009, cuando la crisis económica mundial trajo consigo un descenso del 14,1% en los contenedores manipulados.