Planta regasificadora en elpuerto de Huelva

Planta regasificadora en elpuerto de Huelva

Después de regular el suministro de gas natural a buques y de trabajar con Enagás en otras líneas de trabajo que le permitan crecer, la Autoridad Portuaria de Huelva está centrada en continuar potenciando uno de sus mayores tráficos, el de los graneles líquidos, y diversificar su uso, según informa ‘Huelva Información’.

De esta forma, Huelva trata de adelantarse al futuro. El suministro de gas natural licuado será una exigencia en 2020 por parte de la Unión Europea para los puertos que formen parte de la Red Principal de la Red Transeuropea de Transporte con el objetivo de impulsar el consumo de una energía más limpia y disminuir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. 

Igualmente, la Organización Marítima Internacional y la Unión Europea han establecido un calendario estricto para la reducción de las emisiones nocivas a la atmósfera, por lo que en el año 2020 exigirán que los barcos empleen un combustible más respetuoso con el medio ambiente, una condición que se adelanta a 2015 para las zonas consideradas como Emisión Control Aéreas (ECA) como el norte de Europa y Norteamérica, entre otras.

Para ello, el Consejo de Administración ya está trabajando en la primera autorización para el suministro, que podría estar resuelta antes de agosto. Además, algunas de las principales empresas energéticas que podrían estar interesadas en este mercado, como Cepsa, ya están instaladas en el puerto, por lo que el bunkering de GNL podría empezar a de inmediato.

En una primera fase se prevé realizarlo con conexiones en el pantalán existente, para después habilitar un muelle específico y, por último, se comenzaría con el avituallamiento con gabarras. Según recogen en el diario onubense, la Autoridad Portuaria no tiene limitaciones a la hora de dar concesiones, por lo que se autorizará a todo el que cumpla los requisitos.

Importación y exportación de gas

Asimismo, el puerto de Huelva cuenta con la ventaja de disponer de una de las plantas más grandes de España de regasificación de gas natural licuado de Enagás, instalada en el Puerto exterior, así como empresas suministradoras de combustibles a buques.

Por ello, tanto el puerto como la gasera están trabajando para realizar, entre otros proyecto, el trasvase de gas de grandes buques a otros de menor tamaño para su transporte por Europa, lo que ayudará a que el de Huelva se convierta en un puerto de importación y exportación de gas. De hecho, ya se realizan recargas de GNL desde las instalaciones de Enagás al buque.

Además, otra posibilidad es el uso de los tanques de Enagás para el almacenamiento provisional de GNL, ya que, con una demanda baja, la media de ocupación de las plantas españolas de gas está en el 43%, por lo que queda un amplio margen.

En el futuro, el puerto de Huelva ya tiene puesta la vista a la entrada de Marruecos en el mercado del gas, que podría convertir a Huelva en un punto clave del suministro de GNL dentro de una estrategia nacional para introducir el uso de este combustible en el norte de África, además de tener oportunidades en Latinoamérica, en donde el gas aún no cuenta con las infraestructuras y conocimientos necesarios y que se podrían aportar desde Europa.