Puerto de Huelva

La Autoridad Portuaria tendrá que readmitir o en su defecto indemnizar al que fue su director durante 20 años, Enrique Pérez, destituido el pasado mes de marzo, al considerar la juez que el despido es improcedente. Ante una readmisión poco probable, dado que el despido fue por falta de confianza según la Autoridad Portuaria, la entidad tendría que pagar al ex alto cargo la cantidad de  392.807 euros en concepto de indemnización.

Así lo recoge la sentencia dictada el pasado día 19. Enrique Pérez cesó en su cargo de forma sorpresiva en marzo pasado, tras haber sido desposeído paulatinamente de todas sus funciones.

En concreto, al día siguiente de celebrarse las últimas elecciones andaluza, Enrique Pérez recibió una comunicación de «resolución de cese» en el que la Autoridad Portuaria justificaba su salida en la «pérdida de confianza motivada en incumplimientos graves y culpables en la gestión de materias propias de su responsabilidad como director del puerto de Huelva«.

El ex director del Puerto recurrió la decisión y acudió posteriormente al Juzgado de lo Social. Y éste le ha dado la razón, considerando improcedente el despido por su insuficiente explicación de los motivos, «al contener imputaciones genéricas e imprecisas, aludiendo a la conducta del actor como causante de unas irregularidades sin detalle de ellas, ni de cuáles son los hipotéticos comportamientos de los que se desprenda una actitud obstructiva para con decisiones y medidas adoptadas por la Presidencia, todo lo cual se revela como necesario ante el reproche de incumplimiento contractual» algo que, según la jurisprudencia al respecto, constituye una «posición de ventaja de la que puede prevalerse la empresa en su oposición a la demanda del trabajador».