Vista aérea de la Refinería "La Rábida"

Vista aérea de la refinería de 'La Rábida' en Huelva

La Autoridad Portuaria de Huelva ha renovado el Convenio de Buenas Prácticas Ambientales, suscrito entre esta entidad y Cepsa, que conlleva la bonificación del 20% del importe a facturar en concepto de tasa de actividad durante el periodo de vigencia de este acuerdo.

Este convenio, firmado por primera vez en abril de 2013, contempla que Cepsa debe realizar una auditoría externa de su sistema de gestión ambiental centrado en sus terminales marítimos, a través de una empresa certificadora acreditada que elabora un informe de auditoría para la Autoridad Portuaria de Huelva.

En concreto, la refinería ‘La Rábida’ de Cepsa firmó  el Convenio de Buenas Prácticas Ambientales en las actividades de sus instalaciones portuarias de acuerdo con lo establecido en la ‘Guía de Buenas Prácticas Ambientales‘, GBPA, publicada por Puertos del Estado.

La GBPA establece condiciones básicas sobre la gestión ambiental que deben seguir los operadores que se acojan a la bonificación para impulsar la adopción de mejoras prácticas ambientales.

Tras la firma del convenio, Aenor realizó una auditoría externa al terminal marítimo ‘Reina Sofía’ y a la monoboya flotante, mediante la cual se verificó el cumplimiento de lo estipulado en la GBPA para la actividad de carga y descarga de crudo y productos petrolíferos.

Consciente de su compromiso con el medioambiente, Cepsa tiene implantado un sistema de gestión medioambiental que desarrolla su política ambiental y determina los medios humanos, técnicos y económicos para su cumplimiento.

De acuerdo a este sistema, Cepsa se ha comprometido a cumplir todas las disposiciones legales que le afecten en materia de medio ambiente y promover, cuando sea posible por iniciativa propia, medidas complementarias que, aun no siendo obligatorias, puedan suponer un impacto favorable sobre el medio ambiente.

Cepsa opera dos terminales marítimos de carga y descarga en Huelva, el pantalán ‘Torre Arenillas’ y el ‘Reina Sofía’, ambos en el canal del Padre Santo, el principal brazo navegable de la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel.

“Torre Arenillas” está situado a 5,5 km de la fábrica, y permite, en sus dos pantalanes de atraque, la carga y descarga de buques de hasta 70.000 de TMP. El pantalán ‘Reina Sofía’, una concesión administrativa, está a 3,5 km y cuenta con cuatro atraques con capacidad para buques de hasta 50.000 TPM.

Además, cuenta con la concesión de  una monoboya situada a 10 km de la costa de Huelva, donde pueden amarrar petroleros de hasta 199.000 TPM.