La Autoridad Portuaria de Huelva se está consolidando como un referente nacional en el tráfico marítimo de productos energéticos basados en economía circular, como el biodiésel y el amoniaco.

Ambos productos, con mayor peso del biodiésel, han generado un movimiento cercano a los tres millones de toneladas. Asimismo, el puerto ha recibido recientemente la autorización por parte del Ministerio de Agricultura para la importación de subproductos de origen animal para la producción de biocombustibles.

Esto se complementa con la producción de combustibles basados en petróleo de muy bajo contenido en azufre, y el suministro de Gas Natural Licuado a buques y vehículos terrestres.

De hecho, está operando como un puerto estratégico del Mediterráneo Occidental en el suministro y tratamiento de GNL, involucrándose en múltiples proyectos relacionados con este combustible.

En sus inmediaciones, cuenta con importantes empresas productoras y comercializadoras de biodiésel, además de albergar en su zona de servicio al mayor fabricante de la península y referente europeo en la producción de AdBlue, que también produce amoniaco.

En la actualidad, ocupa la segunda posición en movimiento de graneles líquidos dentro del sistema portuario español, con un volumen alrededor de los 27 millones de toneladas en 2019.