Vista aérea del muelle petrolero en el puerto de La Coruña

Muelle petrolero del puerto de La Coruña.

El puerto de La Coruña ha intervenido esta semana en el foro sobre el Proyecto Mermaid, que se ha celebrado en Barcelona, con el fin de presentar sus sistemas de control en la gestión ambiental de las operaciones.

Los indicadores de monitorización ambiental del puerto coruñés han sido tomados como modelo en el desarrollo de este proyecto, que reúne a destacados puertos del Mediterráneo, con el objetivo de determinar las mejores fórmulas de control de los aspectos ambientales derivados de las actividades portuarias.

Este proyecto, que se inició el pasado mes de junio y tiene una duración prevista de un año, integra a la Cámara de Comercio de Niza, el puerto italiano de Ancona y el puerto griego de Heraklion, además del denominado Polo de Innovación de la Región Provenza, Alpes, Costa Azul.

El puerto de La Coruña ha estado presente en el foro como órgano asesor de estos puertos, a los que se presentaron los diferentes sistemas e iniciativas puestos en marcha en los últimos años para garantizar la correcta gestión de las mercancías, minimizando el impacto ambiental sobre el entorno.

Cuadro de Mando Ambiental

Entre los elementos de monitorización que utiliza el puerto gallego destacan las utilidades del Cuadro de Mando Ambiental, que ofrece a la sociedad en tiempo real cualquier aspecto relacionado con situación y predicción meteorológica y ambiental, al mismo tiempo que sirve como herramienta a los operadores portuarios para el correcto desempeño de sus actividades de carga y descarga en función de las condiciones atmosféricas.

Asimismo, ofrece todo tipo de información sobre emisiones y mediciones en las distintas estaciones de control. Cabe destacar que el puerto de La Coruña es el único de Europa que ofrece a los operadores y a los ciudadanos, en tiempo real, los indicadores sobre calidad del aire.

Desde el puerto se ha insistido en que, en paralelo a los sistemas tecnológicos de control y a la modernización de las instalaciones, es imprescindible captar la máxima implicación de la comunidad portuaria, de manera que se afronte como un objetivo conjunto el correcto desempeño en materia de sostenibilidad.

La herramienta que ha impulsado esta implicación en el puerto coruñés es el Código de Conducta Ambiental, al que se han adherido ya 27 compañías, entre las que se encuentran los operadores de las mercancías más sensibles, como es el caso de los graneles sólidos.

La adscripción a este código, que constituye una hoja de ruta en la que se precisan las instrucciones específicas para cada tipo de mercancía, implica el cumplimiento de la normativa ambiental.

Ejemplo de sostenibilidad 

Otra cuestión presentada a los puertos mediterráneos por parte del puerto de La Coruña son los principios que han hecho posible su integración en el Dow Jones Sustainability Index, a cuya auditoría se sometió en el año 2013 con notables resultados.

Las medidas adoptadas en el puerto están logrando mejorar la gestión ambiental de sus operaciones. Así, por ejemplo, las partículas PM10 han experimentado una reducción drástica desde 2006, año en que se producían 65 superaciones sobre el valor límite diario, hasta situarse en 15 durante el ejercicio de 2013 y en sólo dos en lo que va de 2014.

Dichos registros se han obtenido en el foco de mayor concentración de partículas del puerto, confluyendo la zona de descarga con la de aparcamiento y paso de tráfico pesado. Por este motivo, se ha insistido en la intervención en Barcelona en la necesidad de contar con una estación de control en el núcleo de población más cercano al puerto, con el fin de obtener registros en zonas habitadas y no sólo en entornos industriales.

En el puerto de La Coruña se cuenta con el captador gravimétrico, ubicado en el parque de San Diego, para la medida de los niveles de partículas en la zona de Los Castros. En este caso, las mediciones muestran que en 2013 no hubo ninguna superación del valor límite diario, hecho que ocurre por primera vez desde el año 2007.