En una carta remitida a todos los integrantes de la comunidad portuaria, el presidente de la Autoridad Portuaria de La Coruña, Enrique Losada, afirma que se trabaja para que «las empresas portuarias, sus empleados, y los trabajadores de la Autoridad Portuaria, puedan superar de la mejor forma posible los efectos que conlleve la disminución de la actividad».

De igual manera, Losada certifica que los responsables del enclave coruñés harán «todo lo necesario para garantizar la operatividad del puerto y, por tanto, proveer de los suministros esenciales a la población».

Desde que se impuso el estado de alarma, la instalación portuaria gallega ha implementado las medidas necesarias para posibilitar el mantenimiento de estas actividades estratégicas, en consonancia con su responsabilidad social.

Los puertos han adquirido, como recuerda el presidente del puerto de La Coruña, un papel crucial por su condición de elemento imprescindible en la cadena de suministro de productos básicos, ya que más del 85% del comercio internacional se canaliza a través del transporte marítimo.

En concreto, durante la actual crisis sanitaria el sistema portuario desempeña una función crítica para garantizar el abastecimiento de mercancías a los ciudadanos y a las industrias que proveen a la población española de los bienes de primera necesidad.