Terminal de contenedores en el puerto interior de La Coruña

Los trabajos se prolongarán durante un plazo de tres meses.

La Autoridad Portuaria de La Coruña estima que la pavimentación de las glorietas de entrada al puerto interior de La Coruña tienen, a causa del tráfico, un deterioro importante en la capa de rodadura, mientras que, por otra parte, la zona final de la dársena de Oza también presenta daños por el uso que actualmente tiene como aparcamiento de los camiones de las cooperativas que trabajan en el enclave coruñés.

Por estos motivos, los responsables del recinto portuario gallego quieren reforzar el pavimento inicial existente en las rotondas del control de accesos del puerto interior y en la dársena de Oza, labores que, tras el correspondiente procedimiento de licitación, han sido adjudicadas a Arias Infraestructuras.

La constructora coruñesa se ha hecho con este contrato por un importe de 161.530,62 euros, en liza con otras tres ofertas, al presentar la oferta mejor valorada según los criterios que rigen el procedimiento.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de tres meses, incluyen sustituir los firmes sobre una superficie total de 5.800 m² en las rotondas de acceso al puerto interior de La Coruña, mientras que en la dársena de Oza se pavimentará otro espacio de 9.200 m² de superficie correspondientes a la zona final del muelle.