La Autoridad Portuaria de La Coruña prevé adjudicar en los primeros días de octubre la concesión que ha solicitado Pemex para implantar una terminal de graneles líquidos en el Puerto Exterior de Punta Langosteira.

La petrolera mexicana solicitó 30.000 m² en el nuevo puerto con el objetivo inicial de realizar operaciones de mezcla de gasolinas para exportarlas a México. Tras la publicación de la solicitud en el BOE, el 30 de septiembre concluye el plazo de un mes para que otras empresas puedan concurrir al trámite de competencia de proyectos, por lo que la adjudicación definitiva tendrá lugar en los primeros días de octubre. 

Pemex, la cuarta petrolera del mundo y la primera empresa de América Latina, ha anunciado una inversión de 70 millones de dólares en la construcción de la terminal, que será ejecutada en dos fases y tendrá un movimiento anual de 2 a 2,5 millones de tn de mercancía, lo que propiciará un crecimiento del 20% en los tráficos totales del puerto coruñés y un aumento del 15% en los ingresos anuales. La concesión ha sido solicitada por un plazo de 35 años, que es el máximo que permite la legislación vigente.

Segunda operación en Punta Langosteira

Por otro lado, Punta Langosteira está realizando su segunda operación consistente en el transporte de grandes estructuras metálicas con destino a Senegal. Su primera operación comercial consistió en el transporte de 35.000 tn de clínker con destino a Sudamérica. 

Con respecto a las estructuras metálicas, ya se encuentran en el Puerto Exterior las seis piezas que conformarán el transporte a Senegal, donde serán utilizadas para fabricar una plataforma de extracción de minerales en una zona de dunas costeras. Las piezas, denominadas pontones, de 23 m de largo y 75 tn de peso cada una, han sido elaboradas por la empresa Horta Coslada en su factoría del polígono industrial de Sabón, muy próxima al Puerto Exterior. Horta Coslada exportará un total de 36 pontones, distribuidos en seis buques que zarparán en los próximos meses al citado país africano. El primer envío, al igual que el de clínker, se producirá en las próximas semanas, en fechas que todavía no están cerradas por las empresas que los operan.

En cuanto a la carretera que comunica el puerto con el polígono de Sabón ya está preparada para entrar en servicio, con lo que las instalaciones disponen de una vía operativa, que, tras el polígono, conecta también con la red de alta capacidad, dando así plena cobertura a las necesidades de las operaciones que se desarrollarán en los próximos meses. Al tiempo, el Ministerio de Fomento continúa la obra de la autovía que enlazará directamente el Puerto con la autopista AG-55.