El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de La Coruña celebrado este pasado miércoles 10 ha aprobado el Plan de Empresa de la Autoridad Portuaria para 2013, que recoge inversiones por un importe de 53 millones de euros, de los que 51 millones se corresponden con el Puerto Exterior de Punta Langosteira.

En lo referente al Puerto Exterior, el grueso de la inversión, 37 millones de euros, se dedicarán a culminar la primera fase del contradique, que se ha iniciado este año, y a comenzar la obra de la galería para las tuberías de graneles líquidos. El resto se reservan para habilitaciones de la dársena, expropiaciones, asistencias técnicas, las actuaciones previstas en los núcleos de Suevos y Rañobre.

En la reunión, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, informó de diferentes asuntos de la gestión del puerto, como el inicio de las operaciones en el Puerto Exterior, la tramitación de la concesión solicitada por Pemex, la entrada en funcionamiento del nuevo Punto de Inspección Fronteriza, o la inscripción de la Autoridad Portuaria en el Registro Gallego de centros adheridos al sistema comunitario EMAS de gestión y auditoría ambientales.

La conexión ferroviaria a Langosteira, en vía muerta

Por otro lado, Losada ha decidido aplazar hasta finales de 2016 o 2017 la puesta en marcha de la conexión ferroviaria con punta Langosteira porque no se ha logrado alcanzar una decisión «definitiva» sobre qué trazado tendrá, según explicó el responsable portuario, a una semana de que se agote el plazo para presentar el estudio informativo encargado ya hace dos años.

No obstante, ha adviertido  de que sin ese tren no se va a «posibilitar los traslados del puerto interior al puerto exterior» de lo que ya alertó el Tribunal de Cuentas Europeo, de que la gran infraestructura perdería su «eficacia» sin esa línea férrea.

El presidente de la Autoridad Portuaria ha explicado que, aunque haya conexión por carretera, el tren es imprescindible para que la actividad de los muelles urbanos se pueda trasladar a la nueva infraestructura.