Doble escala de cruceros en el puerto de La Coruña

El puerto de La Coruña ya tiene en marcha otras iniciativas para luchar contra el cambio climático.

La Autoridad Portuaria de La Coruña ha culminado una nueva iniciativa en materia de sostenibilidad ambiental con su inscripción en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono.

Este órgano, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Oficina Española de Cambio Climático, tiene como objetivo contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por España en materia de cambio climático.

El organismo público coruñés ya ha elaborado su compromiso ambiental y su plan de eficiencia energética sumándose a este registro público y voluntario, creado en el año 2014 y orientado fundamentalmente a instituciones y empresas.

La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto por una organización. Se mide en la llamada masa de CO2 equivalente y su cálculo contempla emisiones tanto directas como indirectas, entre las que destacan las vinculadas al consumo de energía eléctrica.

La inscripción en este registro, que afecta tanto al puerto interior como al puerto exterior, implica la puesta en marcha de una estrategia de reducción de la huella de carbono, con el fin de cumplir los compromisos adquiridos para el control de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las actuaciones planificadas por la Autoridad Portuaria ya se encuentran en proceso de desarrollo y abarcan desde la instalación de equipos de telegestión del alumbrado en ambos recintos hasta medidas concretas en el puerto interior encaminadas a reducir el consumo de electricidad. Con estas acciones se prevé reducir en un 20% el consumo de electricidad a lo largo del presente ejercicio.

La Unión Europea ha fijado entre el 20% y el 30% las necesidades de reducción de los gases de efecto invernadero en el horizonte 2020. Entre las acciones propuestas para cumplir este objetivo figuran desde el fomento de la eficiencia de los recursos y la energía renovable hasta la promoción de inversión en tecnologías con bajo nivel de carbono. Unas iniciativas que está desarrollando el puerto de La Coruña y que implica a todos los miembros de la comunidad portuaria a través del Código de Conducta Ambiental.