Vista aérea del puerto de La Coruña

En 2012, el enclave coruñés se inscribió en este registro, y desde entonces ha mantenido su nivel de calidad.

La Autoridad Portuaria de La Coruña ha validado su desempeño medio ambiental conforme a las exigencias del sistema de gestión y auditoría medioambiental, conocido como Emas.

Estas directrices, cuyos principios son el rendimiento, la credibilidad y la transparencia, se basan en el reglamento del Parlamento Europeo relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario que otorga a sus miembros el máximo reconocimiento europeo a la gestión ambiental.

En 2012, el enclave coruñés se inscribió en este registro, y desde entonces ha mantenido su nivel de calidad, lo que le permitirá permanecer en el registro hasta 2017, fecha en la que está prevista la próxima renovación una vez se apruebe la consiguiente declaración ambiental.

El certificado es consecuencia de años de trabajo orientados a aumentar la eficacia del puerto en la prestación de servicios bajo estrictos controles ambientales, con iniciativas encaminadas a garantizar la mayor transparencia, rigor y solvencia.

Actualmente, aparte del enclave coruñés, cuentan con esta certificación el puerto italiano de Livorno, el puerto de Valencia, el puerto de Cartagena y el puerto de Vigo.