La Autoridad Portuaria de Las Palmas ya ha iniciado las obras en el pantalán Fransari, con las que recuperará la línea de atraque de la infraestructura para la operativa portuaria, ante la fuerte demanda.

Los problemas estructurales generados por el deterioro del medio salino han provocado que este pantalán, situado en pleno corazón del recinto, haya permanecido varios años con un uso muy restringido.

Así pues, los responsables del enclave gran canario informan de que se han completado los cortes de todas las vigas del pantalán en sentido longitudinal y el siguiente paso será realizar los cortes en las cabezas de las vigas para después retirarlas, previsiblemente en septiembre.

Con esta actuación, se pretende acondicionar el pantalán de Fransary en una longitud de casi 110 metros y adaptarlo para que pueda ser utilizado por diferentes tipos buques.

Históricamente, el pantalán de Fransari se ha destinado a barcos de pesca, aprovechando su posición con respecto a las naves colindantes que hacían uso de la instalación para sus movimientos, pero con el paso del tiempo, esta estructura, en especial las vigas pretensadas, han experimentado un importante deterioro.

Los trabajos para el acondicionamiento del pantalán de Fransary tienen un presupuesto base de 2.983.068,62 euros y un plazo de ejecución de 15 meses.