puerto de las palmas

El puerto de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado las obras en el muelle Grande para permitir el atraque de los barcos con ayuda humanitaria del Programa Mundial de Alimentos. Estos buques se encargarán de descargar cereales en el puerto para enviarlos a paliar la hambruna en el Sahel.

Esta operativa se inscribe dentro dentro del programa mundial de alimentos que forma parte de la ONU y que envía a África, del que el puerto de las Palmas es  la base de operaciones y distribución.

Con un plazo de ejecución de cinco meses y un coste estimado de 440.000 euros, el proyecto consiste en el aumento del calado en el lado naciente del muelle donde se localiza Silos Canarios. Antes de que se lleven a cabo las obras, se realizarán los trabajos pertinentes para la limpieza del fondo marino, de donde se retirarán todos los elementos prescindibles encontrados en la zona que se va a dragar.

Debido a que la agencia de cooperación fleta buques con 195 m de eslora, 29 m de manga y calados de 11,5 m, el puerto debe ampliar 12,5 m en esa banda del muelle grande porque en algunas zonas se queda por debajo de los resguardos de seguridad necesarios. En total el dragado tendrá un volumen de 8.306 m³ en una superficie de 8.677 m². 

Desde el puerto de La Luz se prevé mover desde 560.000 hasta un millón de tn de cereales. Además, en torno al recinto se instalarán organizaciones no gubernamentales que trabajan con el Programa Mundial de Alimentos. La agencia de cooperación dispondrá gracias al acuerdo firmado por el Ministerio de Exteriores de una serie de privilegios de inmunidades y facilidades para que puedan desempeñar sus funciones con estatus diplomático.