Instalaciones de Terminales del Sudeste en el puerto de Málaga.

Puerto de Málaga.

Durante la mañana del miércoles 24 de junio, ha tenido lugar en la sede de Autoridad Portuaria reunión de su consejo de administración, en la que se han presentado los informes de presidencia, relativos al cierre de tráficos entre enero y mayo de 2015, y al estado de las cuentas del puerto en el mismo período. 

En cuanto al tráfico total portuario de enero a mayo, el puerto ha experimentado una caída del 21,70%, con 831.736 toneladas. Esta cifra supone 228.446 toneladas menos que en el mismo periodo de 2014.

Han descendido, especialmente, la mercancía general, un 38,39%, el principal tráfico del puerto, y los graneles líquidos, un 40,56%. El número de TEUs ha descendido un 77,78%. Sólo han conseguido aumentar los graneles líquidos, un 0,67%, y el tráfico de vehículos en el Muelle 9, un 36,13%.

Por lo que respecta al tráfico de pasajeros, en general, ha aumentado un 3,73%, hasta las 248.695 personas. También se ha incrementado el número de cruceristas, un 6,26%.

Otros acuerdos

Además, se han aprobado las cuentas anuales del 2014, en las que se muestra un volumen de negocio de 15.682.000 euros, y un resultado del ejercicio de 4.314.000 euros, gracias a los ingresos extraordinarios. Se ha aprobado también la póliza de crédito de hasta diez millones de euros para atender las necesidades financieras de la Autoridad Portuaria a corto plazo.

Por otro lado, entre otros asuntos, se ha ratificado el convenio de colaboración entre Autoridad Portuaria y la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga para la integración de los servicios de emergencia del puerto de Málaga en el sistema ‘Emergencias 112-Andalucía’.

El convenio pretende lograr una más efectiva actuación en situaciones de emergencia y una mayor integración del Plan de Autoprotección del puerto de Málaga en el Plan Territorial de Emergencia de Andalucía, a fin de garantizar la atención adecuada a las llamadas que se reciban en el número telefónico 112, y facilitar la actuación de los servicios de emergencia del puerto de manera rápida y eficaz, coordinada, en su caso, con los restantes servicios públicos de urgencias y emergencias, especialmente con los de la Administración General del Estado.