A lo largo de 2021, el puerto de Málaga ha manipulado 4,4 millones de toneladas, una cifra que no se superaba desde 2012, convirtiéndose en el puerto español que más ha crecido, concretamente un 62,8%. Destaca especialmente el aumento del tráfico de contenedores en un 265%, hasta los 2,2 millones de toneladas, superando también en un 36,4% el resultado de 2019.

Además, el tráfico de graneles sólidos se ha incrementado en un 5%, con 1,5 millones de toneladas, principalmente por las operativas agroalimentarias y el movimiento de clínker. Por su parte, los graneles líquidos han crecido un 14,8%.

La importación de vehículos, que fue el tráfico de mercancías más afectado por la situación vivida en 2020, se ha recuperado levemente, con 34.215 unidades movidas, pero continúa lejos de los niveles de años anteriores.

En su caso, el tráfico de pasajeros se encuentra en fase de recuperación. La línea regular entre Málaga y Melilla ha movido 187.016 pasajeros, lo que supone un ascenso del 13,5% respecto al año anterior, mientras que el movimiento de vehículos en régimen de pasaje, ha crecido apenas un 0,5% hasta las 31.729 unidades.

En cuanto al tráfico de cruceros, se han registrado 113 escalas, con un movimiento de 118.330 pasajeros hasta final de año, superando las expectativas previstas.

Por otro lado, en 2021 la Autoridad Portuaria ha dado luz verde a la redacción del proyecto constructivo de las nuevas dependencias de Aduanas, así como de las nuevas dependencias de la Guardia Civil.

A ello se añade la redacción de un proyecto constructivo del nuevo Muelle 8, dedicado a la actividad logística. Además, ha iniciado ya la construcción de la dársena de megayates, que estará lista en los próximos meses.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px