Draga Ardenza operando en el puerto de Malaga

El adelanto de cierre del puerto de Málaga prevé un beneficio estimado del ejercicio de 1,4 millones de euros.

Durante la última reunión del consejo de administración del puerto malagueño, celebrada el pasado martes 22 de diciembre, se han presentado los resultados obtenidos y las previsiones para el cierre del 2015, según las cuales se espera cerrar 2015 con un tráfico total por encima de los 2,2 millones de toneladas.

La previsión se realiza sobre base de los datos obtenidos, según los cuales a pesar de la caída del movimiento de contenedores en tránsito, se ve un aumento en los tráficos gracias a la compensación con otras actividades portuarias.

En concreto, el tráfico de gráneles sólidos crece un 20%, el tráfico de pasajeros con Melilla aumenta otro 20%, el de vehículos, un 21%, y el de cruceros un 3%. Asimismo, la capacidad de los buques llegados al puerto ha aumentado en un 1,3%.

En este contexto, el pronóstico de cierre de estas actividades portuarias, que han obtenido resultados especialmente positivos en la segunda mitad del año, presenta un beneficio estimado del ejercicio de 1,4 millones de euros. Así, los ingresos generados por la Autoridad Portuaria de Málaga podrían alcanzar los 20 millones de euros.

Balance del año 2015

Durante la reunión del consejo de administración, el presidente de la Autoridad Portuaria realizó un balance del año 2015, destacando diversa obras realizadas, como la de la ‘Mejora del canal a las dársenas interiores. Demolición de los diques de la dársena de embarcaciones menores’, o la recepción de las obras del proyecto de ‘Acondicionamiento y Refuerzo estructural del puente metálico del río Guadalmedina’,  adjudicado en marzo de 2015 a la empresa Acciona Infraestructuras.

En el ámbito de concesiones, se ratificó la modificación no sustancial de la concesión administrativa de Noatum para la construcción, adecuación y explotación del Muelle 9, así como para la adecuación del programa de explotación vigente.

Asimismo, se ha informado de los coeficientes correctores y bonificaciones de aplicación a la instalación portuaria, y se ha presentado el plan de empresa para 2016 en el que se ha previsto un tráfico total de 2,5 millones de toneladas con unos ingresos 20,5 millones de euros.