Puerto de Málaga

El nuevo sistema de control de accesos se instalará en un plazo de cuatro meses.

La Autoridad Portuaria de Málaga pretende adecuar y ampliar su sistema de control de accesos y los sistemas tecnológicos, con el fin de conseguir una mejor explotación del servicio y supervisión de las instalaciones.

En este sentido, el proyecto del enclave portuario malagueño tiene como objetivo la implantación de la segunda fase de su nuevo sistema de control de acceso a muelles.

Los sistemas contemplados incluyen la ampliación del control de accesos mediante reconocimiento de matrículas, la mejora en la infraestructura de comunicación mediante una nueva red de fibra óptica, la ampliación del equipamiento para circuito cerrado de televisión, así como la adaptación y mejora del sistema SCADA actual.

Con todos estos desarrollos, la Autoridad Portuaria de Málaga quiere instalar en los cuatro próximos meses en las entradas al recinto un tótem de reconocimiento de matrículas, un lazo magnético para la detección de vehículos y los sistemas informáticos asociados a este servicio.

Merced a estos dispositivos, la dársena malacitana estará en condiciones de mejorar sus servicios especialmente en momentos de especial intensidad como es el caso de la Operación Paso del Estrecho que, en este ejercicio, ha registrado un incremento de un 15% anual en el número de pasajeros, hasta alcanzar los 142.955, así como en el número de vehículos, que ha totalizado 29.949 unidades, un 32% más que en 2018.