La Autoridad Portuaria de Málaga está dando los últimos toques a una nueva bonificación destinada a los tráficos regulares de pasaje y carga rodada con Ceuta y Melilla, contemplada en el plan de empresa consensuado con Puertos del Estado y que se analizará en un consejo de administración a celebrar esta semana.

Los responsables del enclave malagueño estiman que esta nueva medida ayudará a incentivar el servicio marítimo entre la península ibérica y las ciudades autónomas con el objetivo de apoyar el desarrollo económico y social ante la situación actual, mediante la aplicación de reducciones en la tasa del buque, tasa de la mercancía y tasa del pasaje, cuyo cómputo podrá llegar hasta el 40% de bonificación.

Así mismo, el recinto también quiere mantener la línea de reducir los costes del tráfico de mercancías, de tal modo que el año próximo se reducirán los coeficientes correctores de las distintas tasas aplicadas con un nuevo sistema de bonificaciones que entrará en vigor tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Por otra parte, la Autoridad Portuaria de Málaga prevé una inversión de más de 52 millones de euros hasta 2024.

Entre las actuaciones a realizar destacan las nuevas dependencias de la Guardia Civil, que supondrán 1,2 millones de inversión, así como el cerramiento de la dársena pesquera y la construcción de un nuevo muelle para actividad logística, en el que se invertirán 18 millones de euros.

Esta última actuación permitirá disponer de una superficie adicional de siete hectáreas para tráficos agroalimentarios, ro-ro de automóviles y otro posible ro-ro asociado a tráficos del Estrecho.