cruceros-en-el-puerto-de-malaga

En los puertos no existen demasiadas superficies disponibles para ser ocupadas con sistemas de generación eléctrica.

La Autoridad Portuaria de Málaga acaba de poner en marcha la iniciativa Puerto Verde para contribuir a la mejora de la calidad del aire, reducir las emisiones en el espacio portuario y mejorar los espacios de transición entre el puerto y la ciudad.

El plan estará centrado en el impulso de instalaciones de cogeneración para el aprovechamiento de las energías renovables, un menor uso de los combustibles fósiles y un aumento de la eficiencia energética en todos los procesos, además de la implantación de espacios y barreras arbóreas.

En los puertos en general y en el de Málaga en particular, no existen demasiadas superficies disponibles para ser ocupadas con sistemas de generación eléctrica. Por ello, las tecnologías de producción que a priori pueden ser utilizadas serían la fotovoltaica integrada en la edificación o la eólica en zonas de diques exteriores.

Las superficies idóneas para la instalación de captadores fotovoltaicos serían aquellas en las que a medio o largo plazo no se vaya a modificar su utilización, como el lucernario del edificio de la Autoridad Portuaria, la cubierta de la estación marítima del Muelle 3 o del edificio de la estación marítimo de Levante Sur, y el nuevo edificio del PIF.

Reducción de emisiones

En lo que respecta a la reducción de las emisiones de gases contaminantes, se pretende realizar una auditoría energética previa al cambio de modelo hacia el suministro eléctrico.

Dado que las mayores emisiones son las indirectas procedentes del consumo de electricidad, la principal vía de reducción sería incluir en la nueva licitación del contrato de suministro la necesidad de que cuente con garantía de origen por la CNMC, intentando que el porcentaje más elevado posible provenga de energías renovables.

Antes, se realizará una auditoría energética para la identificación de los principales centros de consumo, potencias requeridas y adecuación de instalaciones, así como de posibles ineficiencias. Además, se propondrán mejoras para la sustitución de los elementos por otros más eficientes energéticamente y se buscarán nuevas oportunidades de cogeneración.

Electrificación y uso del GNL

Por otra parte, se iniciará un plan para la sustitución de los actuales vehículos de la Autoridad Portuaria por vehículos 100% eléctricos en aquellos casos en los que sea posible, o híbridos en su defecto. En esta línea, se ha licitado ya el concurso para el suministro de dos vehículos industriales con tecnología eléctrica.

También se pretende habilitar una infraestructura adecuada para proporcionar combustibles alternativos a los buques en ruta o atracados, especialmente Gas Natural Licuado, y se ha iniciado un proyecto para la instalación de un sistema de conexión eléctrica de tierra a buques, que de momento se ha encontrado con ciertas limitaciones.

Otras actuaciones previstas consisten en la adaptación de la red de estaciones meteorológicas para ofrecer datos en tiempo real, el impulso del transporte ferroportuario, el desarrollo de un punto limpio, la renovación de la certificación del Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001 y el establecimiento de convenios de buenas prácticas medioambientales con los operadores.