Las instalaciones del puerto de Málaga, que dieron la bienvenida hace solamente a una semana al megaportacontenedores Istanbul, ha recibido en estos días a su gemelo London. Ambos tienen 399 metros de eslora y son, por tanto, dos de los mayores buques que ha recibido en su historia.

El primero realizó una operativa de embarque de 2.000 contenedores en Noatum Terminal Málaga. El segundo, que atracó el 19 de octubre en el Muelle 9, ha realizado una operativa de carga de cerca de 3.000 contenedores y tiene como destino los mercados europeos y asiáticos.

Ya en 2016, el buque Al Zubara eligió Málaga para hacer escala, con el objetivo de reorganizar su carga tras un golpe de mar. El portacontenedores disponía de 400 metros de eslora y una capacidad para 18.800 TEUs.

La situación estratégica del recinto portuario, la descongestión y eficiencia de sus instalaciones, así como la garantía de poder operar cualquier día del año debido a la buena climatología están resultando claves para que las navieras lo elijan como la opción más competitiva para realizar sus operativas.