Los puertos desarrollan políticas cada vez más activas en el ámbito de la sostenibilidad medioambiental, con el fin claro de adaptar sus actividades a criterios más exigentes y de acelerar en el tránsito sin vuelta atrás hacia la descarbonización.

En este contexto, la Autoridad Portuaria de Málaga, en su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos en la Agenda 2030, desarrollará iniciativas concretas para cada uno de ellos bajo el lema “no dejar a nadie atrás”, haciendo frente a los retos sociales, económicos y medioambientales de la globalización.

Esta propuesta, en el marco de la actuación ‘Málaga, Puerto Verde’, ha sido aprobada en la última reunión del consejo de administración del puerto malagueño celebrado esta semana.

La Autoridad Portuaria se focalizará en hacer partícipe a toda la comunidad portuaria malacitana para conseguir la sostenibilidad del puerto, de forma que estas iniciativas queden integradas en todas las actividades que se realicen en el recinto portuario y en las empresas que operan en él.

Al mismo tiempo, la Autoridad Portuaria de Málaga continúa dando luz verde a las actuaciones incluidas en el plan de inversiones, centradas en el proyecto de creación del nuevo muelle 8, un espacio polivalente destinado a la actividad logística.