El puerto de Málaga reducirá las tasas a buques y mercancías.

Se fomentará el diálogo entre todos los agentes implicados, incluyendo la sociedad civil.

La Autoridad Portuaria de Málaga ha firmado su adhesión a la Agenda 2030 planteada por la Asociación Internacional de Puertos y Ciudades para mejorar la vida en las ciudades portuarias, atendiendo a la lucha contra el cambio climático, la innovación de la industria, la mejora de la movilidad y el desarrollo cultural.

El puerto malagueño utilizará la inversión y recursos a su alcance para anticiparse a las consecuencias del cambio climático, impulsar la cooperación con otros actores locales para una mejor transición energética y para favorecer la economía circular, y promover la descongestión urbana para una movilidad sostenible.

Además, se fomentará el diálogo entre todos los agentes implicados, incluyendo la sociedad civil, para promover una política equilibrada entre los usos urbanos y portuarios. En esta línea, se reducirán las molestias que pueda ocasionar la actividad del puerto al entorno urbano, especialmente en lo referente a la contaminación sonora y lumínica, y tratará de mejorarse la calidad del aire y del agua en las dársenas.

También se trabajará en la protección de la biodiversidad terrestre y acuática, así como en la formación del personal en el ámbito portuario y la creación de espacios colaborativos, tratando siempre de recuperar la identidad y cultura de esta ciudad portuaria.

La Agenda 2030, con proyección internacional, cuenta ya con la participación de 50 entidades relacionadas con el ámbito portuario y ciudadano, entre las que se encuentran varios territorios del ámbito español e incluso Puertos del Estado.