La Autoridad Portuaria de Marín ha acogido en sus instalaciones una doble operativa de carga y descarga de contenedores, y de carga de eólicos. En este sentido, conviene recordar que el puerto gallego es el punto de partida para la exportación de componentes eólicos para proyectos en todo el mundo.

El buque Visitor, consignado por Pérez Torres Marítima, ha completado una operación de 10.000 toneladas de mercancía contenerizada. Mientras, el mercante Singelgracht, cuyo consignatario es el Grupo Nogar, ha cargado en cubierta 29 tramos de piezas eólicas con destino a un proyecto en Houston.

Todo ello ha tenido lugar en los muelles Adolfo Reboredo de la zona de expansión del puerto, utilizándose grúas portacontenedores y dos grúas automóviles de las que dispone la rada.

La actividad diaria se ha completado con la salida de una composición ferroviaria de cereales con destino a las avícolas de Taboadela y la preparación de otra composición de tren, esta vez con bobinas de chapa de acero.