La Autoridad Portuaria de Melilla ha adjudicado a Levantina Ingeniería y Construcción los trabajos de rehabilitación en el tinglado número cinco del enclave por un importe de 658.179,78 euros.

Con estas labores, el recinto portuario melillense quiere acometer una serie de trabajos de rehabilitación del edificio existente acompañada de una reordenación de sus espacios interiores para adaptar sus elementos constructivos a las exigencias de la normativa vigente, especialmente en materia de seguridad en caso de incendios.

En concreto, se trata de dar una nueva ordenación general al espacio, de habilitar nuevas instalaciones auxiliares, así como renovar sus sistemas estructural, envolvente, de compartimentación, de revestimientos y acabados, además de sus instalaciones y servicios, junto con su urbanización exterior.

El tinglado número cinco del puerto de Melilla es una construcción desarrollada en el actual puerto comercial que data del año 1960 y que consiste en una edificación de una única planta sobre rasante que se extiende sobre una superficie total de unos 1.800 m², compartimentada y destinada a diferentes usos, principalmente de almacenaje, aduanas y oficinas.

Así mismo, el activo cuenta en su esquina sureste con una zona de 180 m² de superficie destinada a Punto Designado de Importación.

Con la remodelación planteada, que se realizará en fases para minimizar su impacto sobre la actividad portuaria, se procederá a la optimización de su actual distribución interior, así como a la creación de nuevas instalaciones para uso de la Autoridad Portuaria.