El puerto de Motril sigue adelante con nuevos pasos en su proceso de transformación digital.

Así pues, aprovechando las obras de remodelación del vial principal, la Autoridad Portuaria de Motril ha automatizado el control de acceso a determinados espacios dentro del recinto, como los muelles, para mejorar la seguridad de usuarios y vehículos, así como la eficiencia en el trabajo.

Para ello se han soterrado más de dos kilómetros de fibra óptica, el doble de lo que existía hasta ahora, ramificada en cinco nodos de comunicación a lo largo de la zona Oeste del puerto, desde el edificio de la Autoridad Portuaria hasta los muelles de Graneles y Poniente.

En este sentido, la previsión de los responsables del enclave consiste en continuar en el futuro hacia el este cuando concluyan las obras de remodelación del pesquero.

Adicionalmente, también se han integrado en una única plataforma de software todos los dispositivos de comunicación y las cámaras de seguridad y de control de accesos repartidas por el puerto que usan tanto Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Portuaria para contactar con los muelles, de tal forma que indistintamente se puedan controlar desde cualquier lugar.

De este modo se profundiza en la gestión inteligente del recinto portuario, en la línea con la estrategia SmartPort diseñada por Puertos del Estado.