La Autoridad Portuaria de Motril ha encargado a la Universidad de Granada el diseño de las condiciones para la construcción de la nueva zona náutico-deportiva y pesquera del enclave nazarí.

Los responsables del puerto granadino estiman que en un plazo de seis a nueve meses se pueda licitar el concurso para generar nuevos amarres deportivos con espacios de agua adecuados para garantizar la operatividad de las embarcaciones, al tiempo que aumentará de forma sustancial el número de atraques de las dársenas actuales.

Por otra parte, la nueva zona pesquera y deportiva que se proyectará permitirá una integración de todos los espacios del puerto, delimitando los usos industriales de los relacionados con los náuticos, deportivos y comerciales, de tal manera que toda la zona quedaría incorporada a la trama urbana de Motril.

El proyecto, que se realizará en varias fases, tiene un presupuesto de ejecución material de 45 millones de euros y propone la entrega de concesión administrativa por un periodo máximo de 50 años.

El Plan Director de Infraestructuras del enclave motrileño contempla una dársena deportiva y otra pesquera, un muelle para cruceros y una zona de ampliación para los tráficos de carga rodada con el norte de África, con el objetivo de abrir el puerto a la ciudad y crear una zona comercial anexa a la trama urbana de los barrios portuarios.