Desde la instauración del estado de alarma y hasta el pasado 14 de abril, el puerto de Motril ha movido 190.571 toneladas de mercancías. La mayor parte del tráfico portuario del enclave nazarí en el período corresponde materias primas con destino a industrias que están elaborando productos esenciales para ayudar en la actual situación de crisis sanitaria.

El granel líquido representa el 70,8% del total, principalmente combustibles para garantizar el transporte por carretera, alcohol para la fabricación de geles hidroalcohólicos y abonos y fertilizantes para la agricultura, entre otras mercancías.

Al mismo tiempo, los graneles sólidos y la mercancía general han supuesto el 18,9% y el 10,1% del tráfico total del recinto portuario motrileño en el mes.

Para los próximos días se espera una previsión de tráfico de 72.000 toneladas, aproximadamente, que corresponderán principalmente a combustibles, dolomita y aditivos para motores a gasolina.

De igual manera, esta semana también está prevista la descarga de pasta de papel y fertilizantes que posteriormente van a ser utilizados en la agricultura.

Todos estos registros indical que el puerto de Motril, como otros enclaves del sistema portuario español, trabaja en el marco del estado de alarma, operando barcos mercantes, con el fin de mantener la cadena logística de mercancías para el abastecimiento de la población.