De cara a este año, la Autoridad Portuaria de Motril tiene la intención de intensificar los contactos para el establecimiento de una conexión marítima con el sur de Francia.

Este nuevo trayecto supondría un impulso a la competitividad del recinto portuario granadino, especialmente para ciertos tráficos de productos alimentarios que podrían encontrar una vía de comunicación intermodal de gran potencial.

De igual modo, entre las prioridades de los responsables del enclave granadino, adelantadas por el presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes, en la presentación del balance de su primer año de gestión, esta misma semana, también se encuentran el desarrollo y ejecución del plan director, así como una segunda rotación con Tánger e incorporar un PIF animal a las actuales instalaciones, por lo que será necesaria una ampliación del puesto.

Así mismo, en relación con la conexión ferroviaria entre el puerto de Motril y Granada, la autoridad portuaria motrileña tiene la intención de presentar el informe técnico y económico el próximo día 3 de abril, con la idea de superar la supuesta imposibilidad orográfica de esta línea, aprovechando el respaldo masvio de los agentes políticos, sociales, económicos y profesionales de la provincia andaluz.

Adicionalmente, la Autoridad Portuaria está tramitando la concesión administrativa de cuatro empresas para su establecimiento en la ZAL sobre una superficie de 50.000 m², lo que representa una ocupación del 15% del total de suelo disponible.