puerto-motril-ferries

El proyecto tiene un presupuesto de 350.000 euros.

El puerto de Motril redobla su apuesta por reducir el impacto medioambiental y los trastornos que generan en su entorno las operaciones que se llevan a cabo en el recinto.

En este ámbito, la Autoridad Portuaria tiene previsto licitar en breve un nuevo proyecto de adecuación de las instalaciones eléctricas dentro del recinto portuario para aportar los 800 KW necesarios para que puedan conectarse en tierra.

El objetivo de esta actuación es sustituir el consumo de gasoil por electricidad, con el fin de suministrar energía eléctrica de baja tensión a dos ferries simultáneamente para sus motores y generadores auxiliares.

Las obras tienen un presupuesto de 350.000 euros e implican la sustitución del cableado por otro de mayor sección capaz de soportar la nueva potencia, modificaciones en los centros de transformación y la monitorización de la red para verificar que la potencia suministrada es estable en el tiempo, entre otras.

Al mismo tiempo, la Autoridad Portuaria establece una serie de incentivos a las navieras para que utilicen esta energía eléctrica, como la bonificación en un 50% de las tasas al buque, con el fin de que se dejen de emitir cerca de 770 toneladas de CO2 al año.

Además, con el fin de reducir su impacto sobre el entorno, el puerto ha trasladado el atraque del barco que opera con Melilla a la terminal de FRS en el muelle de las Azucenas.