La Autoridad Portuaria de Motril está preparando sus infraestructuras para retomar con garantías el reinicio de las líneas marítimas regulares con el norte de África, casi un año después de su paralización por la crisis sanitaria.

Para ello, ha elaborado un proyecto para ejecutar obras en el entorno de la Estación Marítima del Muelle de Levante, donde Balearia va a operar con Melilla al amparo del contrato de interés público que entra en vigor el 1 de abril.

El objetivo de estas actuaciones, en las que se invertirán 100.000 euros de fondos propios, es que los pasajeros procedentes de Melilla se encuentren una imagen amable del puerto a su llegada.

En ese sentido, se va a proceder a la revisión de todos los elementos técnicos de las instalaciones y a mejorar la imagen exterior con el acondicionamiento de 500 m² a la entrada de la terminal para zonas verdes y de paseo, y bancos de descanso.

También se creará un espacio para que puedan aparcar los vehículos de servicio público que tengan que recoger o dejar en el puerto a usuarios.

Por otra parte, el proyecto contempla el derribo de la estructura que quedaba de una antigua nave de almacenaje y un nuevo acerado en el vial que discurre paralelo al muelle pesquero, aprovechando la pasarela que se está construyendo.