terminal de UECC en el puerto de Pasajes

La mayor parte de las embarcaciones que operan en el puerto tienen una eslora inferior a los 140 metros.

Con la puesta en servicio de tres nuevos buques ro-ro de la naviera noruega UECC, con una eslora de 169,4 metros, la Autoridad Portuaria de Pasajes tendrá que adaptar sus infraestructuras.

La mayor parte de las embarcaciones que operan en el puerto tienen una eslora inferior a los 140 metros, si bien su capacidad le permitiría acoger buques de hasta 185 metros.

Las adaptaciones previstas contribuirán a agilizar los trabajos portuarios y supondrán una mejora notable de la capacidad y disponibilidad de los canales de navegación para todos los usuarios. Entre ellos, destaca ArcelorMittal, el principal cliente del puerto.

El conjunto de actuaciones que la Autoridad Portuaria se plantea para responder a estas nuevas necesidades viene desarrollándose desde hace al menos un año. Así, se está trabajando en la ampliación de los límites actuales de eslora, manga y horario por razón de la marea o situación para el tránsito por el canal.

Además, se pretende facilitar el acceso a la dársena de Lezo de los buques de la máxima eslora admisible en el puerto, lo que permitirá que haya buques atracados de entre 160 y 170 metros, y que puedan entrar y salir otros al mismo tiempo.

Otro de los objetivos es garantizar la entrada de embarcaciones con la máxima exigencia ambiental. Las nuevas de UECC, que han supuesto una inversión de 150 millones, logran reducir en un 40% las emisiones respecto a otras de su categoría.

y consolidar los tráficos existentes, especialmente del ámbito siderúrgico y de la automoción, así como atender las nuevas necesidades de la terminal ro-ro y aprovechar la oportunidad de nuevos tráficos, como contenedores o potasa.

Para mediados de 2020, serán plenamente visibles todas las mejoras referentes a la disponibilidad en cuanto a la capacidad del canal, y la ampliación del horario de operaciones para la entrada y salida de buques.