La Autoridad Portuaria de Santander ha recibido un total de once ofertas para llevar a cabo los trabajos de adecuación temporal de la parcela de Cocantra para aparcamiento de vehículos ligeros.

Con estos trabajos, el puerto santanderino quiere adecuar este espacio portuario de manera provisional mientras se realizan las obras del silo de almacenamiento de automóviles que actualmente tiene en marcha en el muelle de Raos, ante las acuciantes necesidades existentes en el tráfico de vehículos terminados que soporta el enclave.

Así pues, los responsables de la dársena cántabra se han propuesto adecuar esta parcela en condiciones de seguridad y calidad, con un diseño de una vida útil de dos años, que es el plazo que se prevé que duren las obras del silo de Raos iniciadas el pasado mes de enero y que corresponden con el plazo de suspensión temporal parcial de la concesión otorgada, y así poder dedicarlo a acoger con viabilidad los tráficos de automóviles.

El tráfico de vehículo terminado es uno de los principales para el recinto portuario santanderino, tanto por volumen, como por calidad del servicio que se presta en este ámbito.

Los trabajos de pavimentación y asfaltado, con una duración estimada de tres meses, tienen un presupuesto base de licitación de 672.487,24 euros, así como un valor estimado de contrato de 555.774,58 euros.

De igual modo, las entidades que han presentado ofertas a esta licitación son Servicios y Obras del Norte y Talleres Eléctricos Herrera, la unión temporal de empresas integrada por Fernández Rosillo y Cía con Llorente Electricidad, la UTE que conforman Cannor, Obras y Servicios y Tecnelt, Construcción de Obras Públicas San Emeterio, Misturas, Cuevas Gestión de Obras, Ascan, Siecsa Construcciones y Servicios, Técnicos Asociados Minero Industriales y Talleres Eléctricos Herrera, Arruti Santander y Seranco.

Todas ellas han presentado propuestas por valores que oscilan entre los 369.986,02 y los 455.000 euros.