El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín, se ha marcado como principal reto mejorar la competitividad de la instalación, potenciando sus conexiones e infraestructuras.

Durante su toma de posesión, ha señalado la necesidad de hacer del puerto cántabro «un superpuerto como los que tienen tanto Asturias como el País Vasco«. Para ello, es necesario desarrollar cuanto antes el Polígono Industrial de La Pasiega y la conexión ferroviaria con Bilbao.

Además, Martín ha repasado los proyectos que se están poniendo en marcha, como las terminales de fertilizantes, de contenedores y de gas licuado, la construcción del silo vertical para automóviles y el traslado de la terminal de ferries.

Mención especial merece el proyecto del Muelle 9 de Raos, que se licitará en mayo y que, para Martín, «es imprescindible para garantizar el crecimiento del puerto«. Tal y como ha asegurado, «el mismo día de su inauguración ya habrá operadores trabajando«.

En cuanto a los principales desafíos a los que tendrá que hacer frente el nuevo presidente, se encuentra el problema del intrusismo, que «requiere más medios humanos, pero también tecnológicos«.

Asimismo, por sus características geográficas, el puerto se verá especialmente afectado por el Brexit, pues cuenta con cinco rutas con Reino Unido a través de Brittany Ferries.