El pasado 2019, el puerto de Santander ha marcado un nuevo registro histórico en un contexto de diversificación de los tráficos, que se combina con la creciente especialización del enclave en el movimiento de vehículo terminado, así como de carga rodada, sin perder su esencia de puerto granelero.

Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, analiza la situación actual del puerto cántabro, así como sus líneas de evolución en el corto plazo.

– Cadena de Suministro (CdS): ¿Cómo ha evolucionado el tráfico el pasado 2019?

– Jaime González (JG): En 2019 hemos alcanzado las 6.556.928 toneladas de tráfico de mercancías, lo que supone la segunda mejor cifra en la historia del puerto de Santander, aunque con un mix de productos muy diferentes a 2005, cuando se alcanzó el récord del puerto.

Ese año, con 6.636.688 toneladas la mercancía general, esto es, la de mayor valor añadido y que más actividad genera en el entorno, no llegaba al 20% del tráfico total, mientras que, en 2019, ha rozado el 40%.

Los factores claves para alcanzar este éxito son muchos: la diversificación de productos que movemos es clave, como también lo es la especialización en el tráfico ro-ro.

Hemos apostado fuertemente por este tipo de mercancía, con la consolidación de la línea de CLdN, los múltiples servicios de Deep Sea de Höegh y de WWL, nuevos destinos de larga distancia, como los que proporcionan los servicios marítimos de GLOVIS y K-LINE, y el amplio abanico de Short Sea Shipping, liderado por Brittany Ferries, pero en el que también tienen mucha importancia UPM KYMMENE, VW Logistics, UECC, Neptune Lines, EML, etc.

Todo ello sin olvidar que seguimos siendo un puerto granelero, por lo que tratamos de potenciar también estos tráficos y de apoyar a las terminales especializadas que, en muchos casos, los manipulan.

jaime gonzalez ap santander

Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria de Santander.

– CdS: ¿Cuáles han sido los tráficos que mejor comportamiento han tenido a lo largo del ejercicio?

– JG: Si hablamos de mercancías según su forma de presentación, los graneles sólidos han supuesto, con 3.646.528 toneladas, el 55,6 % del tráfico total y, por lo tanto, el tráfico con más peso, la mercancía general, con 2.586.789 toneladas, el 39,45 % y, por último, los graneles líquidos, con 323.611 toneladas, apenas son el 4,94 % de la actividad del puerto.

Dentro de la mercancía general, tiene especial relevancia el tráfico rodado o ro-ro, con 2.187.265 ton. y casi un 20 % de crecimiento con respeto al año anterior.

Aunque la cifra todavía es pequeña, las 178.638 toneladas de mercancía en contenedores, con un crecimiento del 88 % con respecto al año anterior, nos abre nuevas perspectivas, ya que es un tráfico que hace dos años era prácticamente inexistente en nuestro puerto.

Si nos referimos a productos, el epígrafe de “automóviles y sus piezas”, con 754.481 toneladas es el de mayor relevancia, seguido por la exportación de cemento, que se han movido 527.966 toneladas y que además ha crecido más de un 23 % con respecto al año anterior; los abonos, con 486.920 toneladas, y los cereales, con 466.375 toneladas ocupan las siguientes posiciones.

Estamos trabajando en un proyecto importante en el ámbito de la carga general ro-ro, aunque para ello necesitamos tener acabado el Muelle 9 de Raos.

– CdS: ¿Cuáles son las principales líneas estratégicas de la Autoridad Portuaria para los próximos meses, tanto en el ámbito de inversión y proyectos, como en gestión?

– JG: En cuanto a proyectos e inversiones destinamos una parte importante de nuestros esfuerzos a disponer de infraestructuras e instalaciones excelentes para la manipulación de vehículos.

En 2020 se construirá un silo de almacenamiento de más de 70.000 m², que supondrá más de 18 millones de euros de inversión.

Además, esperamos poder volver a adjudicar Raos 9, que supone un nuevo puesto de atraque para los buques cocheros de mayor eslora en la terminal de automóviles, con más de 27 millones de euros de inversión, así como una nueva rampa ro-ro en Raos 7, con casi 5 millones de euros de inversión.

También está previsto que comiencen las obras de los muelles de Maliaño 1-4, con casi 18 millones de euros de inversión y que supone la primera actuación de la futura Terminal de Ferries.

Finalmente cabe destacar la renovación y duplicación de las vías de acceso al puerto que, con cuatro millones de euros, permitirán mejorar notablemente esta infraestructura.

– CdS: ¿Cómo afectará el ‘Brexit’ al tráfico en el puerto y qué retos plantea la nueva situación?

– JG: En Santander nos hemos preparado incluso para un ‘Brexit’ duro, esto es sin acuerdo, por lo que un ‘Brexit’ con acuerdo, hará las cosas más fáciles.

Más que la operativa portuaria en sí, nos preocupa cómo afectará la nueva relación con Reino Unido a los tráficos del puerto, tanto a las exportaciones como a las importaciones, ya que la política arancelaria que se establezca puede ser relevante.

Téngase en cuenta que los tráficos con Reino Unido suponen una cuarta parte de nuestro tráfico de mercancías y casi la totalidad del tráfico de pasajeros.

Vehiculos en puerto Santander

El puerto Santander mejorará sus infraestructuras para el tráfico de vehículos.

– CdS: ¿Se centrará el puerto en captar nuevos tráficos o en consolidar los ya existentes?

– JG: Uno de nuestros desafíos es la consolidación definitiva de lo que ha sido motivo de éxito en 2019. Tenemos la incertidumbre de los nubarrones coyunturales, pero una de las formas de contrarrestar caídas de actividad es encontrar nuevos clientes que lleguen al puerto de Santander.

Precisamente, estamos trabajando en un proyecto importante en el ámbito de la carga general ro-ro, aunque para ello necesitamos tener acabado el Muelle 9 de Raos.

Además, estamos enfocados en líneas regulares, de 52 semanas al año, con un valor añadido por los servicios que se prestan en puerto, como desparasitación o pintado y PDI de vehículos comerciales. Se trata de arraigar líneas y servicios, para que su permanencia en Santander se consolide. Como ejemplo, el reconocimiento de Anfac a Santander durante cuatro años por su servicio a los fabricantes de automóviles.

También estamos trabajando mucho en hacer de Madrid nuestro hinterland, tanto por temas de consumo como de materia prima. ¿Más líneas? Diría que no. Solamente sería factible si subiese la necesidad de transporte de mercancía.

El momento es de gran volatilidad y poca garantía en las previsiones.

– CdS: ¿Cómo cree que evolucionará el tráfico de mercancías nacional e internacional y cómo afectarán las tendencias al puerto?

– JG: Creemos que hay una gran incertidumbre sobre cómo evolucionarán los distintos tráficos, debido a factores como el ‘Brexit’, la economía, el momento evolutivo del sector del automóvil, el consumo en España, etc.

Tanto a nivel nacional como internacional, el momento es de gran volatilidad y poca garantía en las previsiones.

Además, en nuestro caso, en el ámbito del tráfico de graneles sólidos, tanto la meteorología que influye en el volumen de las cosechas, como la descarbonización y la transición energética, son factores que deciden el devenir de un ejercicio con poca capacidad de influencia por nuestra parte, salvo por la captación de nuevas actividades que puedan compensar en el global una posible reducción del volumen tradicional de actividad.

– CdS: ¿Qué previsión de tráficos tienen para el ejercicio 2020?

– JG: Para este ejercicio tenemos difícil mejorar el resultado del año 2019, prácticamente un año récord, pero no renunciamos a intentar cuando menos igualarlo, toda vez que, si bien hay tráficos que pueden resentirse, estamos en vías de incorporación de algunas actividades nuevas.