Con la remodelación de los espacios de la Estación Marítima, la Autoridad Portuaria de Santander ha iniciado la construcción de recinto de alta seguridad en la zona de la ZAL, en el que proyecta realizar un parque para depositar la mercancía no acompañada de las escalas del ferry que viaja al Reino Unido, cuya vigilancia y control de accesos es el objeto de este pliego.

Para ello, el recinto portuario santanderino dispone de una zona vigilada en el recinto de la Estación Marítima donde, con antelación, se depositan las mercancías no acompañadas que embarcarán en el ferry.

El acceso a esta zona se realiza mediante un terminal de auto-acreditación que está situado a su entrada y que permite realizar el control de los accesos de forma automatizada.

En este contexto, la Autoridad Portuaria de Santander quiere contratar un nuevo sistema de vigilancia perimetral y de control accesos al parque de camiones a la ZAL que permita la detección de intrusos por medio de cámaras infrarrojos y el control de accesos al recinto por medio de QR, aprovechando los sistemas que ya tiene.

El contrato, con un plazo de ejecución de un mes, tiene un presupuesto base de licitación de 61.123,03 euros y un valor estimado de 50.514,90 euros.