Muelles de Raos en el puerto de Santander

El enclave portuario también renovará de la superestructura en el muelle 3 de Raos.

La Autoridad Portuaria de Santander invertirá 23,3 millones de euros en 2017 para mejorar su competitividad. Entre las principales actuaciones que el recinto portuario va a acometer destaca el proyecto en el muelle 9 de Raos, al que en el presente ejercicio se destinarán 14,23 millones de euros de una inversión total de 27 millones.

Las obras acaparan el 60% de la inversión prevista por el puerto de Santander para el presente ejercicio y supondrán el establecimiento de una nueva línea de atraque de 290 metros en el testero del espigón central de Raos, con un muelle de cajones cimentado por debajo de los 14,50 metros y alineado con el pantalán de la terminal de productos químicos LBC Tank Terminals.

El enclave portuario también renovará la superestructura en el muelle 3 de Raos, para lo que se ha destinado una partida 2,9 millones de euros para 2017. La actuación programada consiste en la nivelación longitudinal de la zona de maniobra del muelle y la construcción de un firme rígido de hormigón en la primera línea de almacenamiento, incluyendo nuevas canalizaciones de servicios.

Las deformaciones en los rellenos del trasdós del muelle, los asientos diferenciales entre cajones del principal muelle utilizado en las operaciones de graneles sólidos, y el deterioro del firme, han obligado a las empresas estibadoras a utilizar calzos en los apoyos de las grúas automóviles y tolvas. Además, el traslado de carretillas con carga, que requiere la coordinación de varias máquinas, se realiza con dificultad y riesgo de vuelco.

En 2017, el recinto portuario también tiene previsto invertir 1.250.000 euros en la construcción de nuevas naves de mantenimiento, ya que las actuales naves, con una superficie total de 2.300 m², deben trasladarse de los tinglados que actualmente ocupan en la calle Antonio López para liberar espacios.

Asimismo, se destinarán 787.000 euros para la instalación de iluminación LED en los viales públicos del espigón central del enclave, que será independiente de la iluminación de las campas de almacenamiento.