Aunque con las previsiones del mes de diciembre en la mano, será muy difícil firmar un máximo histórico de mercancías en el año 2021, el puerto de Santander sí ha conseguido cerrar el mejor acumulado de los 11 primeros meses del año.

Entre enero y noviembre, se han movido 6.095.300 toneladas de mercancías frente a las 6.060.054 que se contabilizaron en 2005, año récord en la historia del puerto. De esta cantidad, 3.125.920 toneladas corresponden a graneles sólidos, 197.714 a graneles líquidos y 2.766.600 a mercancía general.

Dentro de la mercancía general, que representa el 45,4% de las mercancías movidas por el puerto, destaca el comportamiento de productos como el carbonato sódico. Por otro lado, el azúcar o los productos siderúrgicos despuntan dentro de los graneles sólidos y las melazas en los graneles líquidos.

En cuanto al tráfico ro-ro, se ha pasado de 1.929.740 toneladas en el acumulado a noviembre de 2020 a las 2.261.845 toneladas de 2021, un 17,2% más. Por su parte, los contenedores han pasado de los 22.791 TEUs a los 35.280.

En los próximos 18 meses, el puerto prevé contempla unas inversiones de más de 100 millones que le ayudarán a seguir creciendo con más mercancías y nuevos tráficos, gracias a obras como las de los muelles de Maliaño, la terminal de contenedores, la terminal de fertilizantes, la demolición de los tinglados de Antonio López, Raos 9 o Raos 6.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px